BLOG

Mindfulness

por | Nov 21, 2018 | mindfulness | 0 Comentarios

El término “mindfulness”

Hoy en día el término “mindfulness” se ha hecho familiar en nuestra sociedad. Su práctica se ha extendido de tal manera que esta técnica de meditación es ampliamente acogida en los campos de la medicina, la salud, neurociencia, educación, la empresa y el mundo de los negocios, universidad, el deporte, la psiquiatría y tantos otros campos del saber y con la clara finalidad de acceder a un mayor estado de bienestar a través del entendimiento de nuestras actitudes y conocimiento de la mente.

Vivir “despierto”

Mindfulness, trata de aprender a ser consciente y vivir “despierto” en el momento presente aprendiendo a no juzgar, identificarnos o bien estar reaccionando a cada instante ante todo aquello que existe en nuestro interior o proviene del exterior. Se trata pues de cultivar un estado de atención o conciencia plena momento a momento, sin estar bajo la ensoñación del pasado o en la proyección del futuro. Vivir en el aquí y ahora.

Tal y como el maestro budista Walpola Rahula autor de “Lo que el Buddha nos enseñó”, es sencillamente, observar, darse cuenta, examinar; y añade, “tú no eres un juez sino un científico quien observa desapasionadamente.”

Los estudios

La práctica de mindfulness de acuerdo con los estudios que se realizan es altamente positiva para combatir el estrés, la ansiedad, el dolor y distintas alteraciones, siendo al mismo tiempo una herramienta de gran utilidad para mantener una mente más serena, lúcida, atenta y concentrada.

Bien sabemos que existe una íntima conexión entre la mente y el cuerpo. Cuando experimentamos un estado de estrés agudo, nuestro cuerpo produce hormonas tales como cortisol y neurotransmisores como adrenalina y noradrenalina y se pone en marcha el sistema nervioso autónomo, sobre todo las funciones simpáticas que disparan los mecanismos de lucha y huida.
Cuando llevamos a cabo métodos de mindfulness, aprendemos a darnos cuenta que esa reactividad a la nos vemos sometidos diariamente puede verse disminuida considerablemente y poder así recobrar nuestra estabilidad mental y bienestar.

Momento a momento

La práctica de mindfulness que implicar estar presente momento a momento con una actitud no juzgadora, enfoca nuestra atención en aquello que puede estar ocurriendo en el momento, y es solo en el presente que podemos realizar cambios.

Podemos indicar que fundamentalmente existen unos métodos de mindfulness que podemos considerar “formales” y otros que tiene que ver con el diario vivir.

En los primeros, podemos apreciar técnicas relacionadas con la meditación que proviene sobre todo del budismo, tales como el recorrido del cuerpo o sentadas meditativas en las cuales se observa el flujo de la respiración.
En cuanto a la vida diaria, en cualquiera que sea la circunstancia en la que uno se encuentra – caminar, comer, trabajar, cepillarse los dientes, conducir, etc, se trata de cultivar la atención momento a momento de tales acciones, y esto nos lleva a un estado de flujo, bienestar, concentración y liberaciones de estados tensionales, de preocupación o inquietud.

La práctica de la Meditación Mindfulness viene a ser un tesoro que debemos cultivar día a día, momento a momento.

Manuel Agulla – Madhana